Una oposición es un proceso muy largo, duro y costoso; por lo que es importante desear realmente el objetivo final.

Durante el proceso tendremos bajones, momentos de desmotivación, e incluso olvidaremos la razón por la que estamos opositando.

Por ello, hoy vamos a desmenuzar todas esas razones que nos ayudarán a pasar el mal trago de opositar. En mi caso soy maestra y la razón por la que quiero sacar una plaza es para tener trabajo estable de mi vocación; sin embargo, esta razón en ocasiones no es lo suficientemente fuerte para devolvernos la motivación. Hoy estrujaremos nuestro cerebro y también nuestro corazoncito y haremos un mapa mental con esos momentos, cosas o acciones que en su momento nos ayudaron a desear nuestro objetivo.

Yo he tenido esos momentos de flaqueza, momentos duros en los que deseas tirar la toalla. Sin embargo tengo un kit de emergencia para que esto no ocurra. Mis trucos son los siguientes:

  • Veo películas o series sobre enseñanza.

  • Escucho charlas motivadoras de Steve Jobs o alguna de TEDx.

  • Recupero mis cuadernos del parvulario o mis primeros relatos.

  • Paso una tarde con mis sobrinas y me contagio de su inocencia, de su risa y de sus sueños.

  • Y por último, observo el mapa mental de “mis razones” para luchar por una plaza.

Uno de los mayores tesoros es compartir, por ello os comparto mi mapa mental por si os inspira o ayuda a crear el vuestro propio.

mi-mapa-mental-de-las-razones-1

Como maestra que soy, os tengo que poner deberes jejeje, así que solo os pido un ratito de vuestra vida para completar vuestro propio mapa mental de las razones; pensar, remover vuestro interior y crearéis una herramienta de supervivencia que os ayudará a recordar en los momentos duros la razón de tanto esfuerzo.

Aquí os dejo la plantilla para que la descarguéis gratuitamente; este mapa mental se puede convertir en uno de vuestros mayores tesoros.

Recordad, solo lo que cuesta, merece la pena.

color