Lectura Activa… aquella gran desconocida. ¿Os ocurre que estáis leyendo pero mientras vuestra mente está pensando en el cambio climático o en qué hacer de cenar? ¡Pues no os preocupéis! Hoy te voy a enseñar un tipo de lectura para que estés concentrado en lo que lees y es… ¡LA LECTURA ACTIVA!

¿Qué es la Lectura Activa?

Es un método que ayuda a reforzar lo que se lee utilizando el pensamiento crítico. Al principio este método requerirá de nosotros una inversión de tiempo mayor y más paciencia.

Beneficios

  • Mayor implicación en el material.
  • Aumenta y mejora tu pensamiento crítico.
  • Aprenderás a retener mayor cantidad de información en menos tiempo.
  • Saldrá fortalecida la seguridad en ti mismo.

El paso a paso

Reduce distracciones

  • Elimina las redes sociales.
  • Aléjate de esos compañeros pesado que te distraen.
  • Quita todo el material no necesario de la zona de lectura.
  • Limpia la zona de lectura.

Pon un tiempo límite

  • Está comprobado que cuando tenemos menos tiempo somos más productivos, por ello vamos a marcarnos un periodo de 25 minutos; de esta forma iremos a lo más importante.

Inspecciona el material

  • Aquí leeremos el índice y el resumen; así tendremos una idea general de inicio. Es igual que cuando vamos al cine, siempre leemos la sinopsis para saber de que trata.
  • El índice es una de las partes más importantes de cualquier libro.

Hazte preguntas

  • Antes de empezar a leer anota esas preguntas que quisieses que el texto resolviese: “Qué, dónde, cómo, cuándo, por qué, para qué…” Así dirigiremos nuestra atención a un propósito.

Lee

  • Visualiza el material.
  • Comprende el vocabulario.
  • Conecta con el material.

Subrayar

  • Así destacarás las ideas principales del texto.
  • Después leyendo lo subrayado podemos recordar las ideas principales del texto de un simple vistazo.

Anota

  • Elige una o dos palabras clave de cada apartado.
  • Haz anotaciones si después te ayudan a aclararte.

Comprueba las preguntas

  • Busca las similitudes y diferencias referente a lo que creías en el paso 4.

Resume

  • Resume pero con tus propias palabras, así abreviarás la información pero sin que pierda su sentido original.